ANEJO - ANALISIS COMPETETITIVO DEL AEROPUERTO DE CÓRDOBA

El aeropuerto de Córdoba se encuentra en un fuerte entorno competitivo a nivel de infraestructuras aeroportuarias, compartiendo área de influencia con los aeropuertos de Málaga, Sevilla y en menor medida Granada, ubicados a menos de 120 minutos en vehículo privado.

El aeropuerto de Sevilla, ubicado a 80 minutos del centro de la ciudad, gestionó 4,3 millones de pasajeros el año 2015, siendo base operativa de las aerolíneas Vueling y Ryanair, y con importante presencia de aerolíneas como Iberia Express, Transavia o Easyjet. Todo esto conlleva la disponibilidad de una buena conectividad de éste a nivel de tráfico doméstico y con los principales centros internacionales europeos. A nivel de mercancías, destacar las 7.000 Toneladas gestionadas por el aeropuerto el año 2015.

El aeropuerto de Málaga, si bien está ubicado a 100 minutos del centro de la ciudad, gestionó el 2015 más de 14,4 millones de pasajeros, siendo el cuarto aeropuerto de la red Aena en volumen de pasajeros. Málaga es base de aerolíneas como Ryanair, Vueling, Easyjet, Norwegian, Air Europa, Transavia, Jet 2… además de contar con una fuerte actividad de tráfico chárter (vuelos comerciales no regulares). A pesar del volumen de tráfico de pasajeros, el transporte de mercancías en el aeropuerto de Málaga es bajo, con 2.273 toneladas transportadas el año 2015.

Finalmente, el caso de Granada es destacable por el hecho de tener una orientación más local, ya que formando parte de este sistema aeroportuario, consiguió gestionar 0,7 millones de pasajeros el año 2015, fundamentalmente a cargo de Vueling, Air Nostrum y Air Europa.

A nivel de mercancías, el aeropuerto de Granada gestionó el año 2015 menos de 1 Tonelada.

Este sistema aeroportuario, añadiendo el enlace de tren de Alta Velocidad con Madrid que enlaza la ciudad de Córdoba con la capital de España también dentro de esta isócrona de 120 minutos, conduce a considerar unas expectativas para el aeropuerto de Córdoba ceñidas a lo que se conoce como demanda libre, es decir, aquella demanda que específicamente tiene origen y destino Córdoba y que no está dispuesta a realizar trayectos de más duración.


Mapa de la red ferroviaria de alta velocidad para pasajeros

image
  • Fuentes:
  • La Vanguardia. Ministerio de Fomento

image

Interés del gestor

Aena es el único gestor de los cuatro aeropuertos que componen el sistema acabado de describir. En la siguiente tabla se adjuntan los resultados económicos de estos aeropuertos del año 2014, último ejercicio del que se disponen datos económicos de Aena desglosados por Aeropuerto:

image

Es relevante el hecho que mientras Málaga y Sevilla son aeropuertos que contribuyen positivamente a la contabilidad pública, Granada y Córdoba son aeropuertos con pérdidas operativas ya a nivel de EBITDA (beneficio de explotación antes de amortizaciones).

Teniendo en cuenta la naturaleza de costes fijos del negocio de la gestión aeroportuaria, y además teniendo en cuenta que las tarifas para los aeropuertos de Málaga y Sevilla son superiores a las de Granada y Córdoba, se puede concluir que el único interés del gestor es la potenciación de los principales aeropuertos del sistema, en detrimento de las infraestructuras que por el volumen de actividad presentan un déficit operativo estructural.

Esto explica alguna de las decisiones tomadas en el aeropuerto de Córdoba, como la ausencia de control aéreo o bien la presencia de un horario operativo reducido orientada a la contención de coste.

Es de suponer que un nuevo modelo de gestión orientado a la flexibilidad operativa y a la polivalencia de los recursos, añadiendo también una visión más local, podría contribuir a mejorar las prestaciones del aeropuerto e incrementar su atractivo para generar actividad.


Interés de las aerolíneas

La consolidación del modelo de las aerolíneas de bajo coste ha permitido evolucionar de un modelo turístico muy basado en el paquete turístico y la tour operación a un modelo en el cual el visitante se organiza el viaje y adquiere los distintos elementos de sus vacaciones por separado y desde casa.

La potencia turística de la zona ha conducido a la implementación de los principales operadores europeos, ofreciendo una extensa conectividad a nivel europeo: Ryanair, Vueling, Easyjet, Air Europa, Norwegian, Air Berlin…disponen de bases operativas en el sistema aeroportuario; mientras Iberia Express complementa estos vuelos con la conexión con Madrid Barajas, aeropuerto desde el cual si dispone de conectividad global.

Esta dinámica de crecimiento viene acompañada de una concentración de las aerolíneas en torno a bases operativas ubicadas a la mayor proximidad posible de los focos turísticos más importantes. Desde allí, minimizan los trayectos a los logares de destino, a la vez que pueden operar con mayores economías de escala, siendo más competitivas en relación a la competencia.

Considerando este entorno competitivo, las oportunidades para el aeropuerto y la ciudad de Córdoba pasan por:

Concepción de un sistema aeroportuario formado por Córdoba Centro (aeropuerto de Córdoba) Córdoba Sur (Aeropuerto de Málaga), Córdoba Oeste (Aeropuerto de Sevilla) y Córdoba Este (Aeropuerto de Granada).

Detectar nichos de demanda en los cuales el aeropuerto de Córdoba goce de ventaja competitiva en relación a sus competidores del sistema: ahorro en tiempo, destino final Córdoba y cercanías, etc. A la vista de la demanda actual, parece que sectores como la aviación de empresa o corporativa, o cierta aviación regional (aerolíneas con aeronaves de 15 a 100 pasajeros) deberían poder estar interesadas en la operación.

Creación, desarrollo y promoción internacional de producto regional y turístico de acorde con los nichos de demanda libre que puedan estar interesados en operar en el aeropuerto.

En una apuesta por la aviación regional y/o corporativa, esta oferta turística debería ser de carácter singular y de alto valor añadido, debido al mayor coste del transporte aéreo en estos sectores.

En una apuesta por la tour-operación y/o el bajo coste, se debería disponer de un producto atractivo con capacidad suficiente para atraer los flujos turísticos habituales de estos sectores, que consisten en unos mínimos de dos rotaciones semanales con aeronaves de capacidad en torno a los 180 pasajeros.

Carga aérea

Para enmarcar el análisis del transporte de carga aérea, conviene considerar alguna de sus características, clave para su éxito comercial e implementación en una determinada infraestructura:

Es necesario que el producto tenga un valor al que se pueda añadir un importante coste de transporte, con valores de referencia entre 2,5 €/kg y 4 €/kg en aeropuertos de estas características. En este rango de precios, en un entorno europeo, el camión y el ferrocarril resultan ser modos de transporte extremadamente competitivos.

Además del valor del producto, el tiempo de entrega es igualmente muy relevante para el éxito de la carga aérea: productos perecederos, urgentes con unas fechas en entrega críticas, etc.

Es necesario considerar las necesidades de llenar los aviones de vuelta o retorno, minimizando los costes de estos vuelos que pueden ser de vuelta y no deberían ir vacíos: empty legs.

Las características del transporte de la carga aérea, aviones de grandes dimensiones y enlaces de largas distancias, conllevan unas necesidades de longitud de pista elevada, superiores a las dimensiones actuales del aeropuerto.

Necesidad de servicios específicos, aeroportuarios y aquellos vinculados a aduanas.

El análisis del transporte de carga aérea en el sistema aeroportuario arroja unos resultados más modestos, con volúmenes de transporte de carga muy modestos en el aeropuerto de Málaga en relación al volumen de pasajeros, mientras que los valores del aeropuerto de Sevilla muestran igualmente poca vocación para el negocio de la carga aérea de este territorio.

Con estas condiciones de mercado, parece difícil prever a corto plazo una operación de carga en el aeropuerto de Córdoba, a no ser que se pueda atraer un operador que pueda estar interesado en establecerse en las instalaciones del aeropuerto y pueda asegurar una operativa mínima que pueda rentabilizar las inversiones que serían necesarias.

Alternativamente, se podría explorar las necesidades de transporte para los sectores que producen objetos de más valor añadido del territorio, como por ejemplo la joyería. Sin embargo, el aeropuerto de Sevilla, que ya cuenta con la operación del integrador DHL establecido, parece una buena alternativa.